La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.
  EL PERDÓN ES LA BASE DE LA SALVACIÓN
 
 
 
Para que nuestra oración sea completa, debemos de realizar; la oración al Espíritu Santo, las lecturas del día completas y la reflexión.
 
 
 OREMOS
Señor ilumínanos con tu santo Espíritu y  haz que estas santas lecturas sean luz para nuestro corazón y así podamos ser testigos de tu amor y unos  verdaderos servidores tuyos amén. 

Lecturas y Reflexión de hoy viernes 30 de octubre de 2020

 HOLA, REALIZA LA ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO, ANTES DE LAS  LECTURAS DEL DÍA Y LA REFLEXIÓN

 

Ven, Espíritu Divino

manda tu luz desde el cielo. 

Padre amoroso del pobre;
don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas;
fuente del mayor consuelo.
Ven, dulce huésped del alma,
descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.
Entra hasta el fondo del alma,
divina luz y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre,
si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado,
cuando no envías tu aliento.
Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde
calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.
Reparte tus siete dones,
según la fe de tus siervos;
por tu bondad y tu gracia,
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse 
y danos tu gozo eterno. Amén.

 

 PRIMERA LECTURA DE LA MISA

Comienzo de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses (1,1-11):

Pablo y Timoteo, siervos de Cristo Jesús, a todos los santos que residen en Filipos, con sus obispos y diáconos. Os deseamos la gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo. Doy gracias a mi Dios cada vez que os menciono; siempre que rezo por todos vosotros, lo hago con gran alegría. Porque habéis sido colaboradores míos en la obra del Evangelio, desde el primer día hasta hoy. Ésta es mi convicción: que el que ha inaugurado entre vosotros una empresa buena la llevará adelante hasta el día de Cristo Jesús. Esto que siento por vosotros está plenamente justificado: os llevo dentro, porque, tanto en la prisión como en mi defensa y prueba del Evangelio, todos compartís la gracia que me ha tocado. Testigo me es Dios de lo entrañablemente que os echo de menos, en Cristo Jesús. Y ésta es mi oración: que vuestro amor siga creciendo más y más en penetración y en sensibilidad para apreciar los valores. Así llegaréis al día de Cristo limpios e irreprochables, cargados de frutos de justicia, por medio de Cristo Jesús, a gloria y alabanza de Dios.

Palabra de Dios-Te alabamos Señor

 

SALMO RESPONSORIAL

Sal 110

R/. Grandes son las obras del Señor


Doy gracias al Señor de todo corazón,
en compañía de los rectos, en la asamblea.
Grandes son las obras del Señor,
dignas de estudio para los que las aman. R/.

Esplendor y belleza son su obra,
su generosidad dura por siempre;
ha hecho maravillas memorables,
el Señor es piadoso y clemente. R/.

Él da alimento a sus fieles,
recordando siempre su alianza;
mostró a su pueblo la fuerza de su obrar,
dándoles la heredad de los gentiles. R/.

 

EVANGELIO DE LA MISA

Lectura del santo evangelio según san Lucas (14,1-6):

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando.
Jesús se encontró delante un hombre enfermo de hidropesía y, dirigiéndose a los letrados y fariseos, preguntó: «¿Es lícito curar los sábados, o no?»
Ellos se quedaron callados. Jesús, tocando al enfermo, lo curó y lo despidió.
Y a ellos les dijo: «Si a uno de vosotros se le cae al pozo el burro o el buey, ¿no lo saca en seguida, aunque sea sábado?»
Y se quedaron sin respuesta.

Palabra del Señor - Gloria  a ti Señor Jesús

 

 

 

“Cuando somos conscientes de nuestros errores, en ese momento el Espíritu Santo está actuando, pero debemos entender que esta conciencia nos debe llevar a un cambio y no a quedarnos quietos, sino a movernos a pedir perdón y a mejorar nuestras relaciones con los demás.” M.G.S 

 Por Laico Mauricio García Simbasica

POR ENCIMA DE LAS LEYES HUMANAS, ESTA EL AMOR

Muchas veces, las personas rechazamos a otros por diferentes circunstancias, como por enfermedades, por religión, por política, y porque se nos da la gana, que suena duro pero es muy real. Pero bueno la realidad, de este tema, es que debemos de estar pendientes los que decimos ser cristianos, de no estar rechazando a los demás porque si y porque me da miedo que me prenda algo. Lo cual esta ocurriendo hoy día, mucho con esto del covid, donde la gente está haciendo a un lado al otro que ha tenido o que tiene esta enfermedad temporal y los tratan como unos leprosos, y  es muy duro ver eso, pues definitivamente, con esto nos damos cuenta, que la sociedad lo que solo busca es cuidarse a sí mismo y no le importa si otros están en la mala, claro no estamos diciendo vaya abrace y dele besos a este enfermo, pero si atiéndalo, con las medidas de seguridad y no lo deje morir solo, como si fuera un animal más, pues siendo sinceros, y desde mi experiencia, cuando tuve esta enfermedad, me di cuenta como los profesionales de la salud, personas que no lo conocen a uno, están siempre dispuesto a ayudarlo y estar con uno en esos momentos y si esto lo hace un desconocido, ¿porque no lo podemos hacer nosotros que somos cercanos y hermanos en la fe?. Pero la realidad es que somos tan cobardes, que preferimos hacernos a un lado, que atender al otro, como Jesús atendió, al leproso, al invalido, rompiendo todas las reglas y los miedos humanos, pero más de uno saldrá con la frase: “pero, es que Jesús que tenía súper poderes” y cuando escribo esto, sonrío, pues la realidad; Jesús, era un humano igual que nosotros, la diferencia de él y nosotros, es que él no andaba temeroso de la enfermedad o de la muerte, no andaba pensando: ¿y que tal me enferme y me muera y que va hacer, de mi mamá, de los apóstoles sin mí?, creo, que eso no lo pensaba el Señor, simplemente lo hacía todo por amor y  daba el todo por el todo, por los demás. Que es lo que nos falta hoy día, esa valentía de ser verdaderos cristianos servidores en la libertad y en la entrega por los necesitados. Por eso, hoy el señor nos invita; a detenernos un poco, a mirar si nosotros verdaderamente queremos ser valiente en el amor y si somos capaces de ayudar a nuestro prójimo, con valentía y sin miedos, y sin mirar que religión, que enfermedad tienen, sino que seamos al igual que él,  servidores en el amor, donde nuestras palabras y nuestras acciones harán que los demás se sientan amados por el Señor.

OREMOS

Señor, perdóname por discriminar a  mis hermanos y por no ser valiente para ayudar a mi prójimo. Por eso Señor, hoy te pido me des la fuerza de tu Espíritu, para dar lo mejor que tengo y lo que tú me has dado, y para poder dar hasta mi vida, por aquellos que están viviendo sus momentos difíciles en la soledad, Señor hazme un valiente en el servicio y en el amor, así como lo fuiste tú y la santísima Virgen María, amén.

ESTAS LETANIA LAS RECOMIENDO PARA HACERLAS TODOS LOS DÍAS

 LETANIA DE LA HUMILDAD (Nicola Diat)

¡Oh Jesús!, manso y humilde de corazón,

escúchame:

—del deseo de ser reconocido, líbrame, Señor

—del deseo de ser estimado, líbrame, Señor

—del deseo de ser amado, líbrame, Señor

—del deseo de ser ensalzado, líbrame, Señor

—del deseo de ser alabado, líbrame, Señor

—del deseo de ser preferido, líbrame, Señor

—del deseo de ser consultado, líbrame, Señor

—del deseo de ser aprobado, líbrame, Señor

—del deseo de quedar bien, líbrame, Señor

—del deseo de recibir honores, líbrame, Señor

—del temor de ser criticado, líbrame, Señor

—del temor de ser juzgado, líbrame, Señor

—del temor de ser atacado, líbrame, Señor

—del temor de ser humillado, líbrame, Señor

—del temor de ser despreciado, líbrame, Señor

—del temor de ser señalado, líbrame, Señor

—del temor de perder la fama, líbrame, Señor

—del temor de ser reprendido, líbrame, Señor

—del temor de ser calumniado, líbrame, Señor

—del temor de ser olvidado, líbrame, Señor

—del temor de ser ridiculizado, líbrame, Señor

—del temor de la injusticia, líbrame, Señor

—del temor de ser sospechado, líbrame, Señor.

—del temor de mi enfermedad y la de los demás, líbrame, Señor

—del temor de mi muerte y la de los demás, líbrame, Señor.

Jesús, concédeme la gracia de desear:

—que los demás sean más amados que yo

—que los demás sean más estimados que yo

—que en la opinión del mundo otros sean engrandecidos y yo humillado

—que los demás sean preferidos y yo abandonado

—que los demás sean alabados y yo menospreciado

—que los demás sean elegidos en vez de mí en todo

—que los demás sean más santos que yo, siendo que yo me santifique debidamente.

De ser desconocido y pobre, Señor, me alegraré.

De estar desprovisto de perfecciones naturales de cuerpo y de espíritu, Señor, me alegraré.

De que no se piense en mí, Señor, me alegraré.

De que se me ocupe en los empleos más bajos, Señor, me alegraré.

De que ni se dignen usarme, Señor, me alegraré.

De que no se me pida mi opinión, Señor, me alegraré.

De que se me deje en el último lugar, Señor, me alegraré.

De que no me hagan cumplidos, Señor, me alegraré.

De que me reprueben a tiempo y a destiempo, Señor, me alegraré.

Bienaventurados los que son perseguidos por causa de la justicia,

porque suyo es el Reino de los Cielos.

 

tomada del Libro 

La fuerza del silencio (Mundo y Cristianismo) 

Sarah, Cardenal Robert (2017-02-15T22:58:59).  (Spanish Edition) . Ediciones Palabra, S.A.. Edición de Kindle.

 

COMPLEMENTEMOS ESTE MOMENTO CON:

Un Padre Nuestro, un Ave Maria y un Gloría.

 

OREMOS A LA VIRGEN MARÍA Y A SAN JOSÉ

Señor, hoy quiero ser como María y San José, siervos tuyos y cumplidores de tu santa palabra y voluntad, para poder llevar a Cristo a muchos seres cercanos y lejanos, o a aquellos que no creen en tu santo amor por la humanidad, y la entrega de dos seres en la virginidad y el amor de Dios, por el su prójimo, Señor hazme siervo de tu amor amén.

Que el señor hoy nos bendiga, nos acompañe, nos llene de valentía, de amor, de esperanza, para ser precursores de su amor y  su paz, como lo fue nuestra Madre del Cielo maría santísima y todos sus Santos y por eso hoy pedimos que seamos bendecidos; en el nombre del Padre del hijo y del espíritu santo Amen, Amen y Amén.

POR FAVOR OREN POR ESTE PECADOR SERVIDOR DEL SEÑOR Y POR TODOS NUESTROS SACERDOTES Y PASTORES BUENOS Y ALEJADOS DEL SEÑOR PARA QUE SEAMOS MANSOS Y HUMILDES DE CORAZÓN COMO LO FUE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA Y SAN JOSÉ AL SERVICIO DEL SEÑOR AMÉN.

LA REALIDAD ES CREER QUE LA FAMILIA ES EL CAMINO PARA LLEGAR A DIOS

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?