La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.
   EL SECRETO ESTA EN CREERLE A ÉL
 
 
 
*Hagamos la oración al Espíritu Santo, antes de empezar las lecturas y la reflexión.
Esta la encontraremos bajo las  lecturas del día.
 
 OREMOS
Señor ilumínanos con tu santo Espíritu y  haz que estas santas lecturas sean luz para nuestro corazón y así podamos ser testigos de tu amor y unos  verdaderos servidores tuyos amén.

 

Lecturas para hoy Martes 28 de Enero de 2020

 PRIMERA LECTURA DE LA MISA

Lectura del segundo libro de Samuel (6,12b-15.17-19):

En aquellos días, fue David y llevó el arca de Dios desde la casa de Obededom a la Ciudad de David, haciendo fiesta. Cuando los portadores del arca del Señor avanzaron seis pasos, sacrificó un toro y un ternero cebado. E iba danzando ante el Señor con todo entusiasmo, vestido sólo con un roquete de lino. Así iban llevando David y los israelitas el arca del Señor entre vítores y al sonido de las trompetas. Metieron el arca del Señor y la instalaron en su sitio, en el centro de la tienda que David le había preparado. David ofreció holocaustos y sacrificios de comunión al Señor y, cuando terminó de ofrecerlos, bendijo al pueblo en el nombre del Señor de los ejércitos; luego repartió a todos, hombres y mujeres de la multitud israelita, un bollo de pan, una tajada de carne y un pastel de uvas pasas a cada uno. Después se marcharon todos, cada cual a su casa.

Palabra de Dios-Te alabamos Señor

 

SALMO RESPONSORIAL

Sal 23,7.8.9.10

R/. ¿Quién es ese Rey de la gloria?
Es el Señor en persona


¡Portones!, alzad los dinteles,
que se alcen las antiguas compuertas:
va a entrar el Rey de la gloria. R/.

¿Quién es ese Rey de la gloria?
El Señor, héroe valeroso;
el Señor, héroe de la guerra. R/.

¡Portones!, alzad los dinteles,
que se alcen las antiguas compuertas:
va a entrar el Rey de la gloria. R/.

¿Quién es ese Rey de la gloria?
El Señor, Dios de los ejércitos.
Él es el Rey de la gloria. R/.

  

EVANGELIO DE LA MISA

Lectura del santo evangelio según san Marcos (3,31-35):

En aquel tiempo, llegaron la madre y los hermanos de Jesús y desde fuera lo mandaron llamar.
La gente que tenía sentada alrededor le dijo: «Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan.»
Les contestó: «¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?»
Y, paseando la mirada por el corro, dijo: «Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.»

Palabra del Señor - Gloria  a ti Señor Jesús

 

HOLA, REALIZA LA ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO, ANTES DE LAS  LECTURAS Y LA REFLEXIÓN

Ven, Espíritu Divino

manda tu luz desde el cielo. 
Padre amoroso del pobre;
don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas;
fuente del mayor consuelo.
Ven, dulce huésped del alma,
descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.
Entra hasta el fondo del alma,
divina luz y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre,
si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado,
cuando no envías tu aliento.
Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde
calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.
Reparte tus siete dones,
según la fe de tus siervos;
por tu bondad y tu gracia,
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse 
y danos tu gozo eterno. Amén.

 

 

“EN EL MATRIMONIO SE CASAN DOS, PERO SOLO HAY UNO QUE PELEA POR EL.....DIOS” M.G.S 

Por Mauricio García Simbasica

«¿QUIENES SON MI MADRE Y MIS HERMANOS?»

Esta es la pregunta del millón pues muchos no han querido entender: que La Madre es una sola: “la Santísima Virgen María” y los hermanos; seremos aquellos que vivamos según la voluntad del Señor. Y por ese pequeño detalle seremos llamados hijos del altísimo y servidores del amor. Así como lo es nuestra Madre del Cielo María Santísima. Y esto también nos hace ver que  Jesús, no tuvo más hermanos como nos quieren hacer ver muchos hermanos, de otras denominaciones lo cual no tiene fundamentos reales y falta mucha investigación.

Pero bueno, adentremos, un poco más en este tema, que es de lo más contradictorios para todos los creyentes Cristianos, pues no solamente. porque se habla de que el Señor supuestamente tenía “una familia inmensa”, pues en el evangelio de San Marcos (3, 31-35), se ve como se habla de María y de unos hermanos de Jesús, lo cual es un poco contradictorio y por eso muchos cuestionan, el dogma de la iglesia Cristiana Católica, el cual nos dice: que la Virgen María no tiene más hijos sino solo Nuestro Señor; quien es el unigénito y el primogénito. Y claro por esas palabras del Señor, nuestros hermanos protestantes y actualmente una novena mal llamada Jesús, donde aducen, la existencia de una cantidad de hijos que tuvo la virgen María. Pero la realidad es otra y no es por defender el dogma de que Jesús era un hijo único (Juan 1:18), sino que hay que hallarle el sentido a esto, y debemos de ser un poco más estudiosos y profundizar más en el tema, pues en la época del Señor, hay que entender que no existía la diversidad de palabras con las cuales contamos hoy día y en el aspecto familiar menos, pues  habían ciertas limitaciones y poco se utilizaban palabras como primo, tío y otras que utilizamos ahora, y simplemente a estos cercanos se les llamaba hermanos, con lo cual podemos entender un poco lo que nos dice el evangelio de San Marcos, donde hablan de los hermanos y hermanas  del Señor. Por eso debemos entender y profundizar más, lo que nos quiere decir el evangelista; que no se refiere a esos hermanos venidos de un vientre, sino que lo habla desde el aspecto más profundo: lo espiritual. Pero claro, acá estamos haciendo una pequeña aclaración al respecto de los herman@s del Señor, y lo hemos visto desde una visual humana, pero qué bueno irnos un poco al  aspecto antropológico, donde los estudios demuestran que el nivel de mortalidad de la época era altísimo y los niños que morían en un parto era casi de 95%, al igual que las mujeres y por eso llegar a los doce años los niños, también era toda una proeza, pues recordemos que la medicina era muy limitada y una gripe los mataba. Pero bueno, ahora llevémoslo de nuevo a la parte espiritual, María esposa del Espíritu Santo y Madre por excelencia del salvador, y José, hombre Justo, es decir: hombre de temor de Dios y Cristiano por excelencia, no creo que este hombre haya podido tocar a la Santísima Virgen María, pues por pura lógica, cuando a  José se le revela el Ángel del Señor (San Mateo 1, 18-25) las palabras son claras: “José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo.” Vuelvo y digo sería ilógico que un justo como José a quien le encomienda esta labor de cuidar al hijo del Espíritu Santo, se le pase por la cabeza querer ser como un buen Judío, aumentar su generación, pues esa no era la misión de José, la misión era cuidar del Hijo de Dios, Nuestro Salvador y su salvador, por otra parte si vemos en el evangelio de San Lucas (2, 41-52), en la pérdida del Señor, nunca aparecen los famosos hermanos del Señor, para ayudar en su búsqueda y se demoraron tres días en esto  y las palabras de María son claras: -Al verlo se maravillaron, y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? MIRA QUE TU PADRE Y YO, angustiados, te buscábamos.- esto es muy claro, pues es evidente que no hay más familia que San José y la Virgen María, ¿Sino, porqué, no se nombra dichos hijos, así fueran pequeños en este evangelio?, por eso es importante entrar en la historia y la realidad de los textos, para entender ciertas cosas que son de Dios, y los planes que tiene  para el ser humano y este caso de María y José, que serían dos seres que se dedicarían al Señor en su formación y acompañamiento hacia la misión que el Padre de los cielos les había encomendado a ellos y a Nuestro Señor. El cual debía cumplir un camino de cruz, pero para esto, los elegidos deberían ser personas justas y de oración, para poder centrar su vida en la voluntad del Señor y no en sus caprichos humanos, por eso estos dos personajes que el Padre Dios elige, que son María y José, son aquellos que están sentados a la derecha y a la izquierda de nuestro Señor, pues fueron los primeros cristianos que vivieron según la palabra del Señor, es decir vivieron el evangelio en carne viva sin leer la Biblia, pues por amor al Padre de los cielos, tuvieron la palabra hecha carne, en presencia viva, por eso cuando el Señor nos dice: «Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra.» aquellos que escuchamos la palabra y la ponemos en práctica, esos podemos ser hermanas(os) del Señor, lo cual implica un título muy alto, para un ser humano, y por eso María al ser Madre del Señor, es la “LLENA DE GRACIA, LA BIENAVENTURADA” pues es madre por excelencia de Dios y si somos lógicos, es Madre de todos nosotros y no porque esté por encima de Dios, POR ESO NOSOTROS LOS CRISTIANOS CATÓLICOS NO LA ADORAMOS, simplemente la veneramos y la llamamos la bienaventurada, pues sinceramente esta mujer no la podemos igualar con ningún mortal, pues ella si vivió la palabra del Señor y eso es la realidad, pues quien vive como María imita a Jesús y por eso las palabras del Señor “QUIENES SON MI MADRE Y MIS HERMANOS” es para invitarnos a vivir su evangelio si queremos ser verdaderos hijos de él, por lo tanto debemos vivir según su voluntad, es decir buscar vivir el evangelio; no ha medias, sino llevándolo hasta lo último, con amor y misericordia, no con fanatismos y locuras.

Por eso queridos hermanos si nosotros amamos a nuestra Madre María y a  San José, debemos ser como ellos, servidores del prójimo e imitadores del Señor, es decir vivir según la  santa voluntad del Señor y con eso llegaremos a ser verdaderos Hijos de Dios y discípulos perfectos del Señor.

 

OREMOS

Señor, hoy quiero ser como María y San José, siervos tuyos y cumplidores de tu santa palabra y voluntad, y así poder llevar a Cristo a muchos seres cercanos y lejanos, o a aquellos que no creen en tu santo amor por la humanidad, y por eso me ofrezco al igual que ellos en una entrega total y llena de amor y te pido que por medio de su  entrega en la virginidad de sus cuerpos seamos colmados de santas vocaciones, que vivan el amor de Dios por el  prójimo. Por eso Señor, te pido que me hagas siervo de tu amor, y te pido que me  llenes de tu gracia para poder aceptar tu santa voluntad, para poder dar lo único que tengo para servirte y amarte y para hacerte ver ante muchos ciegos que no creen en tu santo amor, dame la fuerza para ser leal a tu voluntad y poder llegar al extremo de Mamita María quien dio su único hijo en oblación por amor al prójimo  amén.

 

COMPLEMENTEMOS ESTA MEDITACIÓN CON:

Un Padre Nuestro, un Ave Maria y un Gloría.

Oremos a la Virgen María y a San José

Señor, hoy quiero ser como María y San José, siervos tuyos y cumplidores de tu santa palabra y voluntad, para poder llevar a Cristo a muchos seres cercanos y lejanos, o a aquellos que no creen en tu santo amor por la humanidad, y la entrega de dos seres en la virginidad y el amor de Dios, por el su prójimo, Señor hazme siervo de tu amor amén.

Que el señor hoy nos bendiga, nos acompañe, nos llene de valentía, de amor, de esperanza, para ser precursores de su amor y  su paz, como lo fue nuestra Madre del Cielo maría santísima y todos sus Santos y por eso hoy pedimos que seamos bendecidos; en el nombre del Padre del hijo y del espíritu santo Amen, Amen y Amén.

POR FAVOR OREN POR ESTE PECADOR SERVIDOR DEL SEÑOR Y POR TODOS NUESTROS SACERDOTES Y PASTORES BUENOS Y ALEJADOS DEL SEÑOR PARA QUE SEAMOS MANSOS Y HUMILDES DE CORAZÓN COMO LO FUE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA Y SAN JOSÉ AL SERVICIO DEL SEÑOR AMÉN.

LA REALIDAD ES CREER QUE LA FAMILIA ES EL CAMINO PARA LLEGAR A DIOS

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?