La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

CUANDO ALGUIEN SE SUICIDA: SALIMOS LOS SALVADORES

Publicado 22/09/2019

CUANDO ALGUIEN SE SUICIDA; SALIMOS LOS SALVADORES

En ese instante empezamos a salir los consejeros, los que escuchamos, los que podemos salvar la vida del otro, lo  que queremos que el otro no acabe con su vida de una manera tan trágica, los que sabemos cómo manejar las situaciones difíciles de la vida, en fin salimos una cantidad de Psicólogos, de personas súper espirituales, de Mesías, salimos los súper poderosos, a salvar la humanidad. Y me pregunto ¿SERÁ QUE TODOS LOS QUE OFRECEMOS AYUDA SOMOS TOTALMENTE CONSIENTES DE LO QUE ES NUESTRA VIDA? ¿SERÁ QUE SI SABEMOS COMO MANEJAR UNA SITUACIÓN TAN DELICADA COMO ES EL INTENTO DE SUICIDIO?, bueno estas preguntas surgen; porque definitivamente, las personas a veces creemos que por publicar un aviso para que no se suiciden los jóvenes hoy día, con eso ya logramos mucho.

Pero seamos sinceros, a veces, más bien nos volvemos los oportunistas que solo buscamos mostrarnos como los grandes seres humanos, aquellos que pensamos en el otro, y yo a veces me cuestiono ante esto, pues de pronto me estoy volviendo un oportunista para conseguir seguidores o unos míseros likes a costillas de un dolor ajeno.

Pero lo importante de este mensaje, no es criticar, es más bien para que seamos conscientes, de que el suicidio, se debe prevenir desde una buena relación familiar y que nosotros debemos de fortalecer nuestros hogares y mirar dentro de los mismos si de pronto hay alguien que esta con esta intención o de pronto nosotros mismos, por eso antes de salir al ruedo a dar ayuda a los demás, observémonos nosotros y nuestro entorno y miremos cuanto riesgo estamos corriendo, por descuidar nuestra familia.

RECORDEMOS, EL SUICIDIO: ES UNA SALIDA QUE ENCONTRARON LOS JÓVENES, PORQUE EN SUS HOGARES NO LES ENSEÑARON AFRONTAR LA VIDA Y NO LES ENSEÑARON A SUPERAR EL FRACASO Y ASIMILAR LOS SUFRIMIENTOS QUE TRAE  LA MISMA.

Mauricio García Simbasica

Lea toda la publicación »

Nos quedamos llorando un pasado y no vivimos el presente

Publicado 30/08/2019

Muchas veces, en lugar de seguir adelante, después de una pérdida en cualquier sentido, nos quedamos estancados llorando, sin saber qué hacer, sin un rumbo fijo. Y nuestras creencias, muchas veces se van al piso, pues nuestra vida estaba en lo perdido.

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús; una de las cuestiones más duras que he podido vivir en vida, es haber perdido el sentido de mi vida, pues siendo realistas cuando más creía que tenía sentido, era cuando menos tenía sentido mi vida, era cuando todo lo veía  ganado, pero mentira todo lo tenía perdido. Pues lo único que de pronto tenía era mi orgullo, mi mentira, mi soberbia, y unas que otras míseras cosas materiales. Cosas que son solo temporales y que en cualquier momento pueden desaparecer así como los seres queridos que tenemos a nuestro lado, que se pueden ir a un viaje sin retorno donde nuestro Padre amado, o  a un viaje donde su orgullo y su soberbia los llevo, viaje como la infidelidad, los vicios y otras cosas más que son la muerte en vida   y nada más.

Pero bueno, después de este corto relato, creo que debemos entender que esto que leímos nos puede estar pasando en nuestras vidas y estamos de pronto en este instante llorando esto con amargura como quien llora al pie de una tumba vacía, de una tumba donde solo reposan huesos y carne podrida. Pero la realidad de esto, es que todo lo humano por lo que sufrimos, cuando entramos al  camino del Señor, todas estas cosas sobran, pero cuesta dejarlas, pues son nuestra seguridad humana y palpable, y por eso duele dejarlas y soltarlas,  y  por eso las lloramos amargamente cuando nos piden sepultarlas y dejarlas a un lado, para poder entender nuestro caminar hacia al amor de los amores, algo impalpable y lo único que nos dará valor, en nuestras vidas, por eso hoy que se escriben estos renglones entre poéticos y trágicos. Me he puesto a pensar que cada uno de nosotros a veces estamos llorando en la tumba de nuestro pasado y no tenemos confianza de que eso, sirvió en su momento, y que hay que vivir el presente sin llorar, a la puerta de una tumba el muerto, que ya no está. Por eso hoy como decía nuestro tirulo no debemos quedarnos en el pasado, sino vivir  el presente entendiendo, que lo que ya no está, no es necesario y que si en nuestro corazón está el amor de Dios, todo será mejor. Pero recordemos que el Señor, no puede ser nuestro amigo imaginario, sino verdaderamente nuestro capitán y nuestro guía, el cual nos mostrará el camino en los momentos de dificultad, de tristezas y de partidas sin justa despedida, por eso la invitación del día de hoy es que luchemos por vivir en el presente y que Dios transforme nuestro, pasado para que sea un futuro mejor. Pero lo importante no n os dejemos hundir en la tristeza y el dolor y confiemos que todo será mejor sin confiamos en el amor y la misericordia de Dios, el cual transformara nuestra tristeza en alegría y transformará nuestros corazones, para que otros  que están alejados de su amor se acerquen a él, aunque los veamos muertos y sin sentido.

 

OREMOS

Señor, muchas veces me quedo llorando mi vida y pierdo el sentido, pues mi confianza de que tú me levantarás de estos momentos es bastante fuerte, y poco me deja ver mi bello presente y me deja más en el pasado, en aquello que estaba sumergido: en el odio, en la envidia, en la soberbia, en la mentira y en la falta de perdón, por eso Señor, hoy te pido me des la fuerza de levantarme de esta tumba vacía, para empezar a caminar de tu mano y entender que sin ti, todo lo humano pierde sentido amén.

Lea toda la publicación »

JHON Y EL GATO MOCHILERO

Publicado 16/07/2019
Lea toda la publicación »

MI TIEMPO SABÁTICO, UN TIEMPO IMPORTANTE PARA DEFINIR MI VIDA

Publicado 28/06/2019

En estos momentos que estoy viviendo un tiempo sabático, creo que he aprendido a que debo entrar más seriamente en un caminar, que debo aceptar mi realidad y empezar de nuevo si es necesario, claro muchos relacionan el tiempo sabático, como un tiempo donde se debe decidir si seguimos con algo o lo dejamos a un lado, y creo que el tiempo sabático, si es eso, pero las decisiones que se toman durante este tiempo se deben hacer con una cautela y con una sobriedad tremenda, pues seamos sinceros cuando se entra en estos tiempos, a veces se hace desde una intranquilidad, porque vemos que hay algo que no está funcionado bien o de pronto como nosotros queremos que funcione. Por eso, es que me he tomado este tiempo para poder entender verdaderamente si lo que estoy haciendo y viviendo es verdaderamente lo que Dios quiere para mi vida o simplemente es un capricho más de los tantos caprichos que mi razón quiere que haga. Pues siendo sinceros, durante estos años en los cuales he querido ser un servidor del amor de Dios, me he dado cuenta que más de una de las situaciones que he vivido no han sido muy agradables, y me siento a veces muy triste, pues las cosas, no salen muchas veces según mis nuevos comportamientos. Y a veces se complican más de lo que normalmente se complicaban. Por eso me he tomado un tiempo sabático, pues debo definitivamente saber, si esto que estoy haciendo tiene algún sentido y en especial lo de servir en el amor de Dios. Pues definitivamente comprendo que las cosas cuando se mete a Dios no son lo más fáciles, pero tampoco creo que sea lo más difícil, pero sí creo; que si no estamos cómodos es porque algo está fallando, y no estoy diciendo que sea Dios, la iglesia a la cual pertenezco, mi entorno, mis enemigos, mi familia y otros factores externos. Sino que creo que de pronto es mi forma de estar viviendo mi fe, mi convivencia con los demás, mi aceptación de los cambios, la aceptación de que las cosas no se solucionarán inmediatamente en especial las cosas materiales. Por eso, este tiempo me debe de llevar a entender que debo encontrar la salida a esta encrucijada en la que me metí, en un camino confuso, que de pronto yo mismo confundí y que simplemente me metí para ser reconocido, para ser admirado y así poder solucionar mis problemas tanto económicos, como sentimentales, pero definitivamente esto no ha sido así y las cosas a veces son más complejas de lo que creía. Pero lo más irónico de este caminar es que durante todo este tiempo, he estado escribiendo publicando y de pronto ayudando personas a que reconozcan sus errores a que valoren su caminar por este mundo, a que se sientan amados por Dios, pero definitivamente nada de eso le ha dado sabor a mi vida, pues al fin y al cabo las personas a veces aceptan lo que se les dice y otras simplemente siguen su camino y ya. Pero bueno eso tampoco creo que sea la decisión para entrar en este año sabático. Pues creo que las cosas, son de otra manera, y que este tiempo que me estoy tomando es más bien para decidir entrar en un silencio y en un vivir mi vida de otra manera, como dijo nuestro amigo ALBERTO LINERO, que estoy de acuerdo con él, pues definitivamente hay que mirar cual es  nuestra vocación y a que estamos llamados en este mundo. Por eso seguiré con este  tiempo sabático, durante unos días, meses o años, no sé cuánto, tiempo será. Pero lo importante es encontrar una respuesta a mi vocación de servir o simplemente de seguir como un buen cristiano, viviendo mi rol como esposo, padre, hermano y otros roles que son parte de mi vida. Roles que creo que son muy importantes para la existencia de cualquier ser humano, y que si se desarrollan en su plenitud serán lo mejor para dar testimonio del amor de Dios en nuestras vidas. Por eso seguiré adelante en un silencio prudente y lleno de esperanza, para encontrar un buen camino en amor y lealtad.

Lea toda la publicación »

EL MOTOR DE MI VIDA

Publicado 18/06/2019

CUANDO DECIMOS: MIS HIJOS, MI ESPOSA, MI ESPOSO, MI TRABAJO MI ESTUDIO Y OTRAS COSAS SON MI MOTOR, QUE LOCURA

Por Mauricio García Simbasica

Este tema es una locura, pues definitivamente los seres humanos no hemos aprendido a ser desprendidos, a ser personas que vivimos sin apegos, y a entender que nuestro único motor verdadero, debe ser ese que nos lleve a entendernos y amarnos a nosotros mismos. Para así amar con libertad a los demás, pues cuando decimos amar, debemos de entender que el amor no crea apegos y que no depende de nada, ni de nadie, es decir no depende que si las personas me responden como yo quiero que me respondan. Pues muchas veces creemos que amar es dar la vida por el otro, perdiendo nuestro sentido de vida, siendo esclavos de los caprichos  del otro, donde si el otro se enferma yo me enfermo con él, donde si el otro me abandona, yo me olvido de mí y pierdo mi sentido del ser, por eso cuando decimos que el otro es mi motor, nuestra vida está muy mal, pues imaginémonos; si el otro se muere llevándolo al caso extremo, que nos va a pasar a nosotros, pues nos vamos a caer al piso y vamos a perder nuestro rumbo, pues nos falló un motor, por eso es peligroso decir; que alguien es nuestro motor. Pues seamos realistas, primero nadie es eterno, segundo, los seres humanos deben desarrollar y encaminar sus vida hacia lo que quieren  hacer cerca  o lejos del otro y tercero, nadie puede estar dependiendo de los resultados que el otro tenga, pues definitivamente la vida de cada ser humano es variable y cada uno forjara su vida según su libertad y aprendizajes que recibió, es decir nosotros no podemos controlar el futuro de nadie y  o podremos ser los proveedores y protectores de lo demás, eternamente. Sino que debemos de entender que si nosotros no tenemos el control de nuestras vidas y no dejamos que el amor, es decir Dios; gobierne nuestra razón. Nada de lo que hagamos tendrá buen fruto, solo será una vida de incertidumbres y desengaños. Por eso el único motor que debe mover nuestras vidas es el amor, lo cual nos lleva a amar sin esperar resultados de nadie y a dejar que los demás se desarrollen en su vida, como personas integras y libres. Y esto  seguro que a más de unos nos dará la libertad de poder ser felices, en la presencia o en la ausencia de aquellos que supuestamente amamos. Es decir si renunciamos: a que los seres humanos, nuestro trabajo, estudio u otras cosas más son nuestro motor, seguro que nuestro pasar por este mundo será mucho mejor, o de lo contrario, cuando uno de estos motores falle, nuestras vidas se irán al abismo sin control,

ENTONCES PENSEMOS: ¿CUAL ES EL VERDADERO MOTOR DE NUESTRAS VIDAS?

Lea toda la publicación »

DESECHOS DE LA VIDA

Publicado 12/06/2019

Cada vez que veo por mi ventana, personas recogiendo la basura que deposito en los contenedores, siento que mi vida por más que este en la comodidad de mi hogar y observe todo desde mi ventana, puede ser, que  de pronto no tenga el mismo sentido de aquel que recoge los desechos que yo bote, pues la realidad sea dicha; la basura que me sobra a mí, es la comida de otros y el desorden que yo hago es la fuerza que hace que los demás tomen control de mi vida. Por eso al ver aquellos hombres, mujeres y niños recogiendo mis desechos y ordenándolos, para poder recoger lo mejor. Me doy cuenta, que si recojo los desechos de mi vida y los ordeno, lograre encontrar mucho valor en eso, y aunque este escrito me hace sentir mucha tristeza, mucho dolor en mi corazón, y mis lágrimas a punto de salir, me hacen sentir una tristeza profunda, al ver que de pronto la vida es injusta, con aquellos que recogen los desechos. Al ver que vivimos en un mundo donde los hombres nos destruimos y acabamos con nuestros sueños. Pero lo duro de hacer este escrito; es sentir el dolor de la injusticia humana. Y aunque nadie tiene las mismas posibilidades, los que las podemos dar, cerramos la puerta de entrada y nos dedicamos a ser más que nadie, siendo nadie.

Lea toda la publicación »

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?